Qué hacemos

Asesoramiento

Orientación Familiar


La epilepsia nunca es una enfermedad individual. En la medida en la que la padece una persona, es necesario que su entorno familiar, social y laboral cuente con toda la información y apoyo necesario para saber afrontarla. Los familiares de personas con epilepsia acuden a Ápice para obtener información sobre asistencia social, laboral, educativa, orientación médica y para conocer los servicios que podemos ofrecerle.

 

Asesoramiento

Trabajo Social


En Ápice, la asociación andaluza de epilepsia, proporcionamos apoyo y atención a las personas con epilepsia y sus familias para abogar por la inserción social. Promovemos  un cambio de paradigma que desemboque en un cambio social para incrementar el bienestar de las personas que padecen epilepsia.

Orientación al Paciente


Si tienes epilepsia y necesitas información sobre el ámbito laboral, educativo, social, médico o de cualquier otra índole, nuestro equipo de orientación al paciente te ayudará a conocer todo lo que necesites.

Gabinete Psicopedagógico

 

Terapias individuales


El equipo psicopedagógico de Ápice, la asociación andaluza de epilepsia presta el servicio de atención psicológica y psicopedagógica para los asociados que padecen epilepsia y sus familias. La psicología es una herramienta fundamental que ayuda a convivir con esta enfermedad y que persigue el objetivo de hacer la vida más fácil a las personas que padecen epilepsia y sus familias.

 

Terapias grupales


Los asociados de Ápice, se reúnen semanalmente en grupo para asistir a las terapias grupales que organiza el gabinete psicopedagógico.

El objetivo está claro: ayudar a gestionar las emociones, promover la independencia y crear un ambiente cálido, cercano y familiar que el asociado reconozca como zona de confort para expresar sus inquietudes, sus miedos, así como compartir sus logros, su motivación y sus experiencias.


El equipo psicopedagógico construye las bases para fomentar el desarrollo de estas terapias y guía al grupo hacia el crecimiento personal y el equilibrio emocional, fundamental para afrontar cualquier situación que se presente en la vida cotidiana de los participantes.

Formación para personas con Epilepsia

Formación académica permanente


La formación académica permanente para personas con epilepsia y discapacidad, está compuesta por un conjunto de actividades encaminadas a trabajar el área de desarrollo social, y por tanto están dirigidas a fomentar la interacción social, el saber estar, la comunicación y el respeto. Asimismo, es una actividad focalizada en el trabajo, el desarrollo de las habilidades sociales y la autonomía.

En cuanto al desarrollo académico, se trata de un conjunto de actividades encaminadas a desarrollar y estimular procesos cognitivos básicos relacionados con el área de lectura, escritura, la redacción, el valor y uso del dinero, el cálculo y otras actividades básicas de la vida diaria.

Formación laboral


El Programa de Formación Laboral Para Personas con Epilepsia pretende abordar una formación laboral completa que responda a las necesidades planteadas por el colectivo de personas con epilepsia y discapacidad.

Esta formación, se sustenta en un desarrollo académico forjado a partir de un conjunto de actividades que persiguen estimular procesos cognitivos superiores en el ámbito de la carpintería.

La Formación Laboral Para personas con Epilepsia, busca el desarrollo laboral y esta dirigida a la puesta en práctica de los conocimientos académicos adquiridos con el fin de realizar proyectos de construcción completos.


Programa Deportivo

 

El programa deportivo de Ápice Epilepsia, se enmarca en la creación de un equipo de futbol: ‘Los Ápice’. Se trata de un grupo de personas que, sin distinción de sexo, edad o tipo de epilepsia se reúnen para realizar una actividad deportiva tan popular como es el fútbol. Bajo la coordinación de dos entrenadores, los alumnos de este programa se entrenan para jugar torneos de fútbol con otras entidades o asociaciones.

Este programa pretende romper las barreras entre el deporte y la epilepsia y persigue conseguir objetivos específicos como la promoción de hábitos de vida saludable, fomentar la deportividad y la pertenencia al grupo, el trabajo en equipo, la sociabilización, y a saber afrontar una victoria o una derrota, tanto el campo de juego como en la vida diaria.

 

Programa Lúdico-Formativo

 

De lunes a viernes, por las tardes, Ápice organiza una serie de talleres con una función lúdico -formativa. El principal objetivo es desarrollar, aumentar y mantener la autonomía e independencia de los usuarios de este taller, así como fomentar las habilidades sociales, técnicas y prácticas en los diferentes ámbitos de actuación.

 

Apoyo Escolar


Consiste en apoyar y reforzar la adquisición de aprendizajes instrumentales, fundamentales para favorecer su desarrollo autónomo personal y social. De manera que nos centraremos principalmente en activar los procesos cognitivos para mejorar la competencia comunicativa y la competencia social y cívica.

El objetivo que se persigue es aumentar la independencia y la autonomía personal de los usuarios, generando en los mismos un sentimiento de control sobre el entorno y potenciando, a su vez, las capacidades funcionales y el desempeño de las tareas cotidianas. De esta manera, conseguimos una mejora en la calidad de vida de los usuarios/as así como de sus familias.

 

Cocina


El taller de Cocina de Ápice Epilepsia está orientado a la adquisición de habilidades culinarias y domésticas en personas con epilepsia y discapacidad. Se trata de conjunto de actividades encaminadas a desarrollar y estimular procesos cognitivos básicos relacionados con el ámbito de la cocina, con el fin de realizar recetas completas o tareas básicas del entorno culinario. De esa forma, se intervendrá en todas las actividades y procesos colaterales del ámbito doméstico.

Entre las actividades, encontramos el conocimiento de los alimentos saludables, el diseño de recetas, el proceso de compra en el supermercado, el manejo del dinero y la necesidad de ajustarse a un presupuesto cerrado y la ejecución en la cocina de esa receta.

El taller está dirigido por una psicopedagoga y apoyado por un monitor.

Musicoterapia


El taller de musicoterapia, a través de su programa pretende estimular los procesos cognitivos básicos a través de la música, persiguiendo diferentes objetivos, como el reconocimiento de diferentes instrumentos o el desarrollo de contenidos académicos musicales básicos.

Asimismo, se realizan un conjunto de actividades orientadas a favorecer y fortalecer el control voluntario del movimiento y a aumentar el desarrollo de la coordinación dinámico-general.

Ludoteca


 

Esta actividad pretende favorecer la integración de todos los usuarios que no hayan alcanzado los objetivos del resto de las actividades que integran los programas, respondiendo así a las necesidades planteadas por el colectivo de personas con epilepsia y discapacidad.

A través de distintas actividades, abordaremos el desarrollo de las siguientes áreas:

  • Área de Desarrollo Social:  conjunto de actividades dirigidas a fomentar la interacción social, el saber estar, la comunicación y el respeto de los derechos de los otros, así como hacer valer los propios. Focalizada en el trabajo y desarrollo de habilidades sociales.
  • Área de Desarrollo Lúdicoconjunto de actividades enfocadas a dar valor al juego en la vida y la importancia de la actividad lúdica para el desarrollo personal. Proporcionando a los usuarios un espacio especializado en el juego y los juguetes, donde aprender jugando, divertirse y desarrollar su imaginación y creatividad.

 

Baile y Canto


La creación artística música supone un trabajo en equipo que promueve actitudes de respeto y cooperación, y contribuye en el proceso de adquisición de habilidades sociales. La música facilita el desarrollo y la conservación de las relaciones humanas e impulsa la adaptación del individuo al entorno social. Además, estimula los sentidos y los procesos motores.

El taller de baile y canto para personas con epilepsia, se preparan coreografías y números musicales que los propios usuarios del taller proponen y llevan a cabo mediante la interpretación de diferentes actuaciones. Para conseguir este objetivo se trabajan el movimiento, la coordinación, la resistencia física, el trabajo en equipo o la memoria entre otras.

Ocio y tiempo libre

El programa de ocio y tiempo libre nace de la necesidad que surge en cierto momento de la vida de una persona con epilepsia de conocer a sus propias amistades por sí mismos, de desarrollarse como personas autónomas, más allá de los impedimentos que suelen experimentar debido a su enfermedad.

El programa de Ocio y Tiempo Libre para personas con epilepsia está impulsado por los principios de normalización, inclusión social y orientación al usuario/a, que proporciona los apoyos necesarios para que las personas con epilepsia y discapacidad de cualquier edad, sobre todo a partir de la preadolescencia, lleguen a disponer de habilidades necesarias para disfrutar de su tiempo de ocio de la forma más autónoma posible, con la creación de vínculos personales entre personas afines.

 

El programa de Ocio y Tiempo Libre de Ápice, potencia la interacción entre los jóvenes con epilepsia y discapacidad y la sociedad en general. Además, ofrece a los participantes un espacio de ocio que impulsa la diversión y el disfrute del tiempo libre de los usuarios.

ESTE PROGRAMA ESTÁ COMPUESTO POR:  

Salidas por Sevilla (una vez al mes)


Un sábado al mes, Ápice Epilepsia organiza una salida por la ciudad de Sevilla. Museos, parques de atracciones, teatro, visitas a monumento, paseos en barco por el Guadalquivir, excursión al acuario, al circo o cualquier otra actividad puntual que ofrezca la agenda cultural de la ciudad.

La inscripción a esta actividad es puntual, es decir, puedes asistir en función de tu disponibilidad y previa confirmación de plaza.

Todos los asistentes están acompañados por monitores en todo momento. Los acompañantes acuden en calidad de voluntarios y están plenamente formados en epilepsia, asistencia de crisis y atención al paciente con epilepsia y discapacidad.

Puntos de encuentro (una vez al mes)


Un sábado al mes, se organiza en Ápice Epilepsia el Punto de Encuentro. Previa inscripción del asociado, se organiza una fiesta con refrescos, aperitivos y música para que los asistentes se relajen, disfruten y bailen con sus amigos y amigas. Según la época del año, cambia la temática de esta fiesta: Halloween, Navidad, Feria, fiestas de disfraces etc. También supone una ocasión perfecta para que los asociados celebren sus cumpleaños rodeados de todos sus amigos.

Todos los puntos de encuentros están coordinados por el grupo de monitores voluntarios, plenamente formados en materia de epilepsia y asistencia de crisis epilépticas de cualquier tipo y atención a la persona con epilepsia y discapacidad. Los puntos de encuentro se realizan en las instalaciones de Ápice Epilepsia.

Vacaciones de Verano (una vez al año)


Ápice Epilepsia organiza una vez al año el Programa de Vacaciones de Verano. Se trata de una actividad que recoge multitud de objetivos: fomentar la independencia y autonomía de la persona con epilepsia y discapacidad, aumentar la autoestima gracias a la autorrealización de la persona, aprender a convivir con el medio y el entorno de los demás participantes, hacer amigos, descansar y disfrutar.

 

El programa se organiza generalmente en la segunda quincena del mes de julio. Es un programa vacacional que, previa inscripción obligatoria, acoge a más de 40 personas con epilepsia y discapacidad y más de 20 voluntarios/monitores altamente capacitados para la asistencia de pacientes de epilepsia y discapacidad.

 

Durante 9 días, Ápice Epilepsia organiza unas vacaciones completas, repletas de actividades, piscina, visitas culturales, fiestas, talleres educativos y donde se fomenta el contacto con la naturaleza y la independencia y automanejo de las personas con epilepsia y discapacidad de todas las edades.

Voluntariado

 

Uno de los pilares fundamentales de esta organización es el voluntariado. Ápice Epilepsia, cuenta con el equipo humano de más de 45 personas que prestan su tiempo al acompañamiento de personas con epilepsia y discapacidad.

Cada año, Ápice organiza un curso formativo de voluntariado.

En él se contempla formación e información sobre Ápice como organización y sus actividades, sobre epilepsia y los aspectos psicológicos y psicopedagógicos fundamentales y la atención de crisis propias de esta enfermedad. Los profesionales de la organización son los encargados de la formación y los propios voluntarios cuentan sus experiencias como monitores de actividades y acompañamiento de personas con epilepsia.

El curso está orientado a todas aquellas personas interesadas en realizar voluntariado, en conocer más de la enfermedad o formarse en esta patología neurológica desde un punto de vista más profesional. Muchos de los asistentes son universitarios que cursan estudios relacionados con psicología, enfermería, psicopedagogía, educación o trabajo social o atención socio-sanitaria entre otros. También está orientado a los familiares de personas con epilepsia, que buscan información sobre la atención o sobre los aspectos psicológicos, emocionales o pedagógicos que benefician la atención a personas con epilepsia.

El grupo de voluntariados es fundamental para el desarrollo de las actividades de la organización y actualmente conforman un grupo unificado, sensibilizado con la epilepsia y comparten momentos únicos dedicando su tiempo a ayudar y a hacer felices a otras personas.


Comunicación

Ápice Epilepsia reconoce desde sus inicios la necesidad de comunicar. Si no comunicamos lo que hacemos es imposible generar la visibilidad del colectivo y sus necesidades. La comunicación abarca desde la creación de campañas de sensibilización, hasta la ejecución de eventos corporativos.

Algunas de las tareas de comunicación de Ápice son:

  • Creación del Día Nacional de la Epilepsia:

El 24 de mayo es Día Nacional de la Epilepsia. Cuando Ápice nació en el año 2000 detectamos que no existía un reconocimiento hacia los pacientes que sufren esta enfermedad, no eran visibles y no tenían un día en el calendario que señalara que miles de personas padecen esta enfermedad.

Por ello, Ápice decidió fijar un día en el calendario, el 24 de mayo. Mayo es el mes de la luz, la primavera, el sol, el inicio del buen tiempo, y recoge exactamente lo que queremos transmitir ya hacer llegar a toda la sociedad: que la epilepsia nunca es algo oscuro ni que deba esconderse. Así es como nace el Día Nacional de la Epilepsia y de todas las personas que padecen. Es un día destinado a los pacientes, a los familiares, al entorno que rodea a la enfermedad y a todos los que están en contacto con ella. Es la oportunidad perfecta para que todo el que no conoce nada de epilepsia, se sensibilice con un colectivo que se ha visto obligado a esconder la enfermedad y es, sin duda, la ocasión ideal, para que la sociedad construya sobre el conocimiento de la epilepsia, un entorno de igualdad, respeto, visibilidad e integración favorable a las personas que padecen epilepsia y sus familias.

  • Información especializada en Centros Educativos, Universidades, Institutos y otros sectores profesionales.

Asistimos a colegios y centros de estudio que nos solicitan informar a padres, profesores y alumnos sobre epilepsia. Qué es una crisis de epilepsia, cómo orientar la educación y el aprendizaje de personas con epilepsia, cuáles son sus necesidades y cómo la medicación puede llegar a repercutir en los patrones de comportamiento, memoria o concentración. De esta forma, se crea un clima de confianza, empatía y entendimiento apropiado para el correcto desarrollo social, emocional y educativo de la persona que padece epilepsia o epilepsia y discapacidad.

  • Jornadas formativas de epilepsia:

El 24 de mayo es el día nacional de la epilepsia. Hace más de quince años no existía un día que reconociera a este colectivo, y Ápice Epilepsia tuvo la iniciativa de fijar un día para que todo el mundo conozca, acepte, respete y haga visible esta enfermedad.

Cada 24 de mayo Ápice organiza Jornadas Formativas de epilepsia. La temática varía en función de las necesidades que nuestros profesionales detectan en la atención a las familias: ‘Automanejo de la Salud en Personas con Epilepsia’, ‘Epilepsia y Emociones’, ‘Epilepsia y Deporte’, ‘Avances en Epilepsia’, ‘Epilepsia y Educación’, etc. El acceso es siempre libre y gratuito.

  • Campañas de sensibilización.

Reconocemos la necesidad de crear conciencia en nuestro entorno sobre las necesidades generales y específicas que este colectivo y su entorno sufren por padecer epilepsia. Es necesario unir fuerzas y diseñar campañas de comunicación en la que se alcancen objetivos como llegar al mayor número de personas posibles informadas, conseguir implicación y colaboración por parte de la sociedad, las instituciones y otras entidades públicas o privadas.

Cada año, el día nacional de la epilepsia, Ápice crea o se suma a formar parte de una campaña de comunicación en la que se invita a la participación activa para hacer visible la epilepsia, lema principal de nuestra entidad.

En el año 2017, la Federación Española de Epilepsia, en la que Ápice ocupa el cargo de la Vicepresidencia, lanzó una campaña cuyo lema era ‘Da la cara por la epilepsia”. Ápice se sumó a la campaña y con ella, Carrefour. Se instaló un stand en el que se requería la participación de los consumidores de tal establecimiento y tuvo un gran impacto general en cuestiones de visibilidad de la epilepsia, y de aumento de información y conocimientos sobre la enfermedad.

  • Revista Ápice Epilepsia.

Desde el año 2012, Ápice edita y diseña una publicación propia que recoge las principales noticias de la entidad y donde se recogen los talleres y actividades que se realizan.

Cada año, esta revista se renueva y consigue un alcance extraordinario a nivel interno y externo. Es una herramienta de información sobre las últimas noticias en las que Ápice es protagonista. En ella se plasman los logros de la entidad a lo largo de un año de trabajo y las novedades que se han incorporado a los programas propios.

Además, sirve para hacer llegar a todo el mundo las necesidades de las personas que padecen epilepsia, y es una fuente de conocimiento acerca de nuevas técnicas y disciplinas en el tratamiento de la epilepsia a nivel psicológico, pedagógico, psicopedagógico, social, laboral, educativo y de investigación.

Si aún no la tienes, puedes descargarla haciendo clic aquí