Las nuevas tecnologías en el aula y epilepsia fotogénica

Las nuevas tecnologías en el aula y epilepsia fotogénica

En los últimos años las nuevas tecnologías se han ido abriendo paso en el trabajo de aula. De hecho, una de las competencias claves del curriculum que debe ser desarrollada es el tratamiento de la información y la competencia digital. Según el decreto de enseñanzas mínimas consiste en “disponer de habilidades para buscar, obtener, procesar y comunicar información, y para transformarla en conocimiento. Ésta comporta hacer uso habitual de los recursos tecnológicos disponibles para resolver problemas reales de modo eficiente”.

Una idea equivocada que tenemos sobre la epilepsia es que puede ser provocada por algunas herramientas tecnológicas. La verdad es que sólo entre el 2 y el 5 % de las personas con epilepsia tienen epilepsia fotogénica, es decir, que sus crisis pueden ser desencadenadas por luces centelleantes o parpadeantes de al menos 16-25 parpadeos por segundo, por lo que no hay ningún problema en el uso de ordenadores, proyectores o pizarras electrónicas en el aula. Aún así tendríamos que asegurarnos que el material proyectado no tenga patrones centelleantes, intermitentes o geométricos de alto contraste.